51 cosas sobre mí

A través de la entrada de hoy pretendo que me conozcáis un poquito mejor y para ello os cuento 51 cosas sobre mí. ¿Por qué 51 y no 50? Seguid leyendo y lo descubriréis.

En la página «Sobre mí» ya tenéis algo de información acerca de la persona que escribe estas líneas, pero me he animado a compartir más cosas, desde mi infancia hasta la actualidad, con el objetivo de que me conozcáis mejor.

En un primer momento pensé en escribir 50 y cuando llevaba 3 ó 4 me dije: «te has pasado muchísimo, no tienes/puedes contar tantas cosas». Pues ayer estaba inspirada, me puse a redactar, y cuando conté las que llevaba… me había pasado de largo. Tanto es así que tuve que seleccionar porque tampoco era cuestión de aburriros con mi vida.

Así que, sin más dilación, paso a desvelaros los datos:

1. Nací un año después que Naranjito en Alicante (España).

2. Me crié en un barrio obrero que terminó siendo marginal, en el seno de una familia desestructurada (uy, ha sonado muy «Oliver Twist»).

3. De pequeña me costaba horrores estudiar pero nunca dejé sin hacer una tarea.

4. Cuando tenía 9 años, yo sola fui a la biblioteca de mi barrio, me informé acerca de cómo obtener el carnet  de lector… Y me lo hice.

(Soy la segunda empezando por la izquierda).

5. Cuando acabé el colegio mi tutor le recomendó a mi madre que no continuara con la ESO porque no estaba capacitada.

6. Seguí estudiando la ESO (já) pero en primero de bachillerato, las malas compañías contribuyeron activamente a mi abandono escolar.

7. Gracias a que no encontré trabajo, y a que reflexioné (mucho), rompí con mi círculo de amigos y volví a estudiar. Repetí primero de bachiller y, dadas mis buenas notas, obtuve una beca para estudiar en verano en Irlanda.

8. A los 17 años empecé a trabajar en una heladería y, a partir de ahí, estudié y trabajé (simultaneé las dos cosas) en todos los sectores de la comida rápida (pizzas, hamburguesas, bocatas…), y también en hipermercados, tiendas de ropa, etc.

9. Viajar a Irlanda con 18 años me cambió la vida. Nunca había salido de mi barrio humilde. Pasé de no querer ir a la Universidad a pre-inscribirme en ella.

10. Uno de mis mantras es: «viajar te abre la mente y te hace crecer como persona».

11. Lo que más me ha frustrado en las épocas en las que he tenido poco dinero ha sido no poder viajar.

12. Creo que una de las mejores formas de conocer una cultura es a través de su gastronomía.

13. Tras hacer un módulo de Biblioteconomía y Documentación en Alicante, me vine a Murcia a hacer la carrera… Y aquí me quedé.

14. Tras acabar mis estudios obtuve una beca pre-doctoral para hacer mi tesis (chúpate esa tutor del colegio).

15. Desde que acabé el doctorado no he dejado de trabajar en la Universidad por medio de diversos contratos.

16. Los que me conocen saben que tengo un lema: «Un día sin leer y sin comer queso es un día perdido».

17. Mi novela favorita es «Orgullo y prejuicio«, seguida muy de cerca por «La princesa prometida».

18. Un día doné todos mis libros a la biblioteca pública y me pasé al ebook.

19. Es raro que salga de casa sin mi libro electrónico.

20. Mi serie favorita (ever) es «Juego de Tronos», seguida muy de cerca por «El cuento de la criada».

21. Soy bastante maniática/apasionada de los números impares.

22. Mi número favorito es el 7.

23. La suma de los dos factores anteriores dan como resultado que todas mis alarmas acaben en 7.

(No, no es broma)

24. Aunque soy fanática del lado izquierdo de las cosas, siempre duermo en el lado de la cama más próximo a una ventana, pasando a segundo plano si es a la derecha o a la izquierda.

25. Me encanta la sensación de acostarme en una cama con las sábanas limpias.

26. A pesar de mi edad, duermo abrazada a un peluche.

27. Si no duermo 8 horas, al día siguiente no valgo «una perra chica».

28. Me gustan muchísimo los perros pero amo sobremanera a los gatos.

29. Mi mascota es un agaporni, su nombre es Mollito Boabdil (una larga historia) y es demasiado inteligente.

30. La mala redacción/expresión y, sobre todo, las faltas de ortografía, me cabrean muchísimo.

31. Considero que no hago demasiado deporte, pero sé que hago más que la media: tres días en semana entreno en un grupo reducido con un entrenador en una clínica, los jueves patino, muchos domingos hago senderismo y esquío cuando puedo.

32. Creo que soy descendiente de Heidi porque amo la montaña.

33. Admito la belleza de un paisaje marítimo, y siento muy beneficioso el efecto calmante/sedante que causa sentarse frente al mar, pero va a ser raro, aunque no imposible, que me encontréis por esos parajes.

34. Efectivamente, no me gusta el verano, hace unos años hasta me afectaba psicológicamente (pero me lo he trabajado). En ese sentido creo que me fui de Guatemala (Alicante) a Guatepeor (Murcia).

35. Mi estación favorita es el otoño, porque se acaba el verano y por sus hermosos colores.

36. No me gustan los extremos, de ningún tipo, en ningún contexto.

37. Soy una de las personas más tolerantes que conozco.

38. Desde que empecé a meditar en serio mi vida ha dado un giro de 360 grados.

39. He cambiado el paradigma de la felicidad por el concepto de estar a gusto con la vida.

40. Estoy aprendiendo que ese estado se puede conseguir, si te lo propones, con disciplina y constancia.

41. No soy una persona religiosa pero cada vez soy mas espiritual. He comenzado a aceptar que nuestra mente humana no está preparada para comprenderlo todo ahora mismo.

42. Mis valores son mi hoja de ruta.

43. Cada vez soy menos exigente (conmigo y con los demás) y menos perfeccionista.

44. Un día aprendí que no puedes (ni debes), cambiar al otro.

45. Y al día siguiente: que más valía estar sola… que acompañada a medias, y que todo lo que necesitaba estaba dentro de mí.

46. Hace un tiempo descubrí que el minimalismo (mental, material…), me ayudaba a vivir/viajar ligera de equipaje.

47. Si quieres sacarme de mis casillas desordena algo cerca de mí.

48. Por suerte, cada día tengo menos pensamientos limitantes (véase el tema de los números, el de los lados de la cama o el orden, citados anteriormente), aunque todavía me quedan algunos, porque soy humana.

49. He tocado fondo varias veces, y la última vez aprendí dos cosas: 1) Que el dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional (como diría Buda) / 2) Que no siempre podemos salir del atolladero nosotros solos, y que no pasa nada por pedir ayuda. Al igual que se va al dentista o al fisio, se puede ir a un terapeuta. Dejémonos de prejuicios, por favor.

50. Día a día voy comprendiendo mejor quién soy y qué quiero.

51. Cada día me quiero y valoro más. Tengo clarísimo que me merezco de lo bueno lo mejor.

(Si habéis leído con atención la entrada ya sabéis la razón de que hayan 51 cosas sobre mí y no 50).

¿Qué cuestión sobre mí os ha llamado más la atención?, ¿y la que os ha parecido más divertida?, ¿os habéis quedado con ganas de saber alguna otra? Me encantaría leerlo en los comentarios.

Por cierto, si esta entrada os ha gustado, no dejéis de leer la segunda parte: Otras 51 cosas sobre mí.

Os animo a seguir mi día a día y mis viajes en Instagram @soylorenasolis

Namasté

6 comentarios sobre «51 cosas sobre mí»

    1. Jajaja, sí, así soy yo Angélica, con mis luces, mis sobras… y mis alarmas! Muchas gracias bonica por pasarte por aquí. Un beso.

  1. Mas lógico serian 57 entradas. Jaja. Sin duda una mujer hecha a si misma a base de ensayo y error que siempre tiene más mérito. ¡Bravo!. A seguir siendo, nos vemos en el camino.

    1. Cuánta razón tienes Paco, pero no quería alimentar más mis manías «sietiles». Me alegra que estés viendo mi crecimiento, porque significa que estás en mi camino

  2. Gracias Lorena de nuevo, me gustan las 51 cosas sobre ti por lo que suponen de apertura al mundo con tus cosas «sencillas». Especialmente me gusta tu cosa numero 37, dificil de llevar a cabo, pero escribiéndolo ya se da un primer paso. Enhorabuena por tu blog y gracias. Jesús

    1. Buenos días Jesús, en primer lugar, muchísimas gracias por tus palabras y por pasarte por aquí. En cuanto al número 37, imagino que te refieres al tema de la tolerancia, aludía al respeto y a la comprensión que tengo hacia el resto de personas, sea cual sea su raza, religión, orientación sexual, política… Incluso, y sobre todo, con aquellas personas cuyo punto de vista es distinto u opuesto al mío 😉 Un abrazo y feliz día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *